Qué hacer en Florencia

Vamos a repasar lo que no podemos perdernos de Florencia.

Florencia es una ciudad rebosante de arte, cultura, museos y atractivos. Cuando, en la preparación de nuestro viaje, buscamos información para saber qué ver y qué hacer en la cuna del Renacimiento, puede ser confuso y agobiante encontrar tal cantidad de datos.

Esta sección tiene como objetivo eliminar esa confusión y aclarar esas dudas de manera sencilla y concisa.

Para comenzar, conoceremos todo lo imprescindible de Florencia. Aquello que no puede faltar en nuestra lista de viaje. Esas líneas que llevamos apuntadas en nuestro cuaderno y que tan bello es ir tachando durante el viaje mientras las vamos cumpliendo.

Y, a continuación, para profundizar más, podréis entrar en cada uno de los apartados de esta sección y en ‘Eventos en Florencia’ para saber qué actividades podéis realizar durante vuestra estancia, qué celebraciones tienen lugar y cómo disfrutarlas. De esta manera, saldréis de esta parte de nuestra guía con toda la información necesaria para sacar el máximo provecho de la capital de la Toscana y sus atractivos.

¿Qué hacer en Florencia para poder afirmar que hemos estado aquí? ¡Vamos a ello!

Galleria dell’Accademia

1- Lo primero que hacer en Florencia: Admirar el David de Miguel Ángel en la Galería de la Academia

Florencia ha acogido a muchos de los artistas más grandes de toda la historia: Leonardo da Vinci, Rafael, Miguel Ángel… Sin embargo, su personaje más famoso es una estatua, el David. El primer ciudadano florentino al que no podemos dejar sin saludar antes de irnos.

2- Entrar en cada uno de los tres monumentos de Plaza del Duomo

La Plaza del Duomo es el punto central del turismo en Florencia. Un lugar de una belleza indescriptible, con tal cantidad de arte y monumentos en tan poco espacio que hay que verlo para creerlo.

La Catedral (Duomo) con la célebre cúpula de Brunelleschi, el Battistero di San Giovanni con su Puerta del Paraíso realizada por Ghiberti y el Campanile de Giotto. Un tridente insuperable e imprescindible. Subir a la cima del campanario y apreciar una de las mejores vistas de Florencia será el colofón final a esta visita.

3- Recorrer el Ponte Vecchio: algo indispensable que hacer en Florencia

El símbolo de Florencia. Una foto con él y el río Arno de fondo es el testimonio perfecto de un viaje a Florencia. Uno de los puentes más antiguos del mundo con una historia de lo más rica y curiosa. Un paseo sobre él, reviviendo la edad media florentina con sus joyerías y viviendas (¡sí, el puente está habitado!) es una de las cosas que no puede faltar en nuestra lista de cosas que hacer.

4- Explorar la Galería Uffizi

Probablemente ir a la ciudad del renacimiento y no ir a su museo más visitado es algo que no se puede permitir en un viaje a Florencia. Una concentración de las mejores creaciones de los genios que explotaron su arte en esta única ciudad. Perdernos por sus pasillos y sus obras será una de las mayores experiencias de nuestro viaje. Y no podemos marcharnos de aquí sin haber visto ‘El Nacimiento de Venus’ de Botticelli, uno de los cuadros más importantes… ¡del mundo!

5- Pasear por los Jardines Boboli

El mayor espacio verde de la ciudad es también uno de los más bellos. Un atractivo diferente donde la naturaleza es la verdadera protagonista. Una naturaleza que, como no podía ser de otra forma, está rodeada de arte con estatuas, fuentes y esculturas.

Una combinación que los convierte en una de las joyas de la ciudad. Disfrutar de su belleza y su tranquilidad es otra de las paradas obligatorias de cualquier viaje a Florencia.

6- Visitar los grandes palacios florentinos: Palacio Pitti y Palazzo Vecchio

Ciertamente dos construcciones llenas de historia, política y arte. En ambos se marcó el rumbo de Italia, del ducado de Florencia y de la ciudad de Florencia en las diferentes fases de su historia.

El Palazzo Vecchio fue la residencia política y familiar de los Medici y todavía hoy en día es la sede del ayuntamiento. La función que la familia Medici le dio al Palacio Pitti fue la de su vivienda privada. Casi una obviedad decir que la convirtieron en un auténtico museo. De hecho, eso es precisamente lo que es actualmente.

7- Entrar en la basílica de Santa Croce

Junto con la Catedral de Florencia, la basílica de Santa Croce es una de las visitas que no pueden faltar en nuestra aventura florentina. Una representación magnífica del arte renacentista que deslumbra por dentro y por fuera. Además, aquí podremos mostrar nuestros respetos a algunos de los personajes más importantes de Florencia. Pues en su interior se encuentran las tumbas de Dante, Miguel Ángel, Galileo y Maquiavelo.

8- Observar la vista panorámica de Florencia desde el Piazzale Michelangelo

La mejor vista panorámica de la ciudad y uno de sus rincones más mágicos lo encontramos en el Piazzale de Michelangelo. La vista de la cuna del Renacimiento desde esta perspectiva será una imagen que permanecerá en nuestra retina durante años. Sobre todo, si lo hacemos mientras disfrutamos de un atardecer.

9- Disfrutar de la gastronomía toscana

¡Estamos en Italia, en Florencia! Un paraíso para el gusto y los sabores. Hay que aprovechar cada ocasión para disfrutar de una buena pizza, de una inigualable pasta fresca, de un desayuno a base de cappuccino y tiramisú… ¡qué maravilla!

Por encima, la Toscana es una de las mejores tierras para el vino, el perfecto acompañante para esta única y deliciosa gastronomía. Por toda la ciudad encontraréis tiendas de pizza al taglio, ideal para comprar un trozo y seguir caminando. Lo mismo sucede con las heladerías, saborear un gelato mientras se pasea por Florencia es casi norma no escrita para el visitante.

Además, no podemos abandonar la ciudad del Renacimiento sin haber probado su plato estrella: la bistecca alla fiorentina.

10- Visitar la Toscana

Florencia está situada en un lugar privilegiado… ¡la Toscana! La región más visitada de Italia. En un país con tal cantidad de atractivos, este dato lo dice todo. Haced de vuestro viaje algo todavía más especial con una escapada a alguna de las joyas de la Toscana.

Admirar la Torre de Pisa, sentarse en la gran plaza de Siena, recorrer las callejuelas de Lucca, descubrir la magia de Arezzo y San Gimignano… experiencias únicas y al alcance de la mano desde Florencia.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email