Florencia con niños

Viajar a Florencia con niños es una experiencia indimenticable...pero al mismo tiempo puede resultar un desafío. Afortunadamente Florencia ofrece muchas alternativas para los más pequeños. Para que puedan disfrutar de la ciudad de forma entretenida. Sigue los consejos de nuestro equipo.

Viajar con nuestros pequeños es siempre una gran alegría pero a la vez un reto: el de mantenerlos entretenidos y hacer que ellos disfruten del viaje tanto como nosotros. Visitar Florencia con niños puede ser un viaje ideal. La ciudad nos ofrece multitud de oportunidades y estímulos para conectar también con los más jóvenes. Empezando por los sabores, siguiendo con el arte y la interacción hasta llegar a tours adaptados e incluso a la relación de la ciudad y sus monumentos con los videojuegos. Descubre con nosotros los mejores consejos para visitar Florencia con niños.

¿Qué ver en Florencia con niños?

Conocer algunos de los monumentos con más riqueza artística e histórica no siempre supone un plan divertido para los niños. Sin embargo, en Florencia contamos con algunos atractivos que juntan todo esto, haciéndolos un lugar ideal para toda la familia. Descubre qué ver en Florencia con niños.

Jardines Boboli

Los Jardines Boboli son un amplio y precioso jardín en pleno centro de Florencia. Son los jardines del Palacio Pitti, otro fantástico monumento de la capital toscana. Los Jardines Boboli son un lugar muy conocido por locales y visitantes y, aun así, ofrecen siempre una tranquilidad maravillosa en una ciudad tan activa como Florencia. Con sus innumerables obras de arte en forma de fuentes, estatuas, escalinatas y verde, tenemos un espacio perfecto donde los niños pueden jugar, correr y disfrutar sin preocupaciones a la vez que los mayores visitan uno de los mejores sitios de Florencia.

Plaza de la República

Plaza de la República Florencia

En una de las plazas de Florencia más bonitas encontramos el escenario ideal para visitar Florencia con niños. La plaza se remonta a los inicios de la ciudad y su época romana. Y tiene monumentos preciosos como su espectacular Arco del Triunfo. Atractivos quizás para los mayores. Pero, completando la plaza, tenemos muchos más elementos. Entre otros un antiguo y llamativo carrusel. Un tiovivo de época que siempre hace las delicias de los niños y que además es muy económico, pues cuesta 1€ por viaje.

En la Plaza de la República está también la estatua del llamado Porcellino, el jabalí. Una de las tradiciones más divertidas de Florencia está ligada a esta estatua que es una fuente. La tradición consiste en tocar el hocico del jabalí mientras se introduce una moneda en su boca, por donde mana agua. Se deja la moneda caer y, si esta se introduce entre las rendijas por donde cae el chorro de la fuente, significa que el Porcellino te ha dado suerte. Un ‘’juego’’ que siempre triunfa entre los más pequeños, que lo conservan como uno de los mejores recuerdos de su viaje.

El Ponte Vecchio y sus títeres

El Ponte Vecchio es otra de las visitas obligadas de Florencia. Visitarlo con niños es muy sencillo por el simple hecho de que el puente nos envuelve en una tormenta de estímulos. Hay negocios, actuaciones, comida, un túnel secreto que lo atraviesa por arriba, el río Arno por abajo… los niños, más que aburrirse no darán abasto a atender a todo lo que ven.

Un extra estupendo del Ponte Vecchio son sus shows de títeres. Dentro de este bonito e icónico lugar, con todo lo que lo rodea, poder acudir a uno de los frecuentes espectáculos de títeres que organizan diferentes compañías de la ciudad es el plan perfecto para visitar Florencia con niños.

Viajar a Florencia con niños: los museos que no puedes perderte

Quizás los museos más importantes de Florencia como la Galería Uffizi y la Galería de la Academia resulten un poco pesados si se viaja a Florencia con niños. A cambio, les podemos regalar a nuestros pequeños unas visitas más entretenidas para ellos. La enorme oferta de museos de Florencia nos acerca muchísimas posibilidades. Entre ellas, dos muy interesantes. Una de ellas es el Museo de Historia Natural de Florencia. En él se muestran representaciones y figuras a tamaño real de una variedad enorme de animales. Pero, lo que más triunfa entre los niños… y mayores, son las de los dinosaurios. Una visita de lo más entretenida y amena si se viaja a Florencia con niños.

Florencia con niños

La otra opción es una más interactiva e incluso instructiva. Se trata del Museo Leonardo da Vinci. En éste se muestra una gran cantidad de máquinas a partir del genio del gran Leonardo. Lo mejor de todo es que no sólo hay muestras. Hay más de 70 máquinas que los niños pueden probar, tocar y hasta pueden jugar con ellas. Así, pueden comprender su funcionamiento e incluso aprender lo que Leonardo da Vinci pretendía con ellas. Aprender y divertirse. Una opción fantástica.

Tours adaptados para visitar Florencia con niños

Aunque haya palacios o museos de Florencia que, a priori, no resulten muy atrayentes para los niños, algunos son de veras lugares que hay que visitar sí o sí en un viaje a Florencia. Algunos son la Galería de la Academia, la Galería Uffizi y el Palazzo Vecchio. Una alternativa estupenda son los tours adaptados para familias. En ellos un guía local adapta la visita y su discurso para que tanto los niños como los adultos puedan pasárselo estupendamente, aprender y disfrutar de estas joyas de Florencia.

Si viajáis a Florencia con niños y os parece una opción interesante, podéis escribirnos y organizar con nosotros uno de estos tours, perfectos para visitar la ciudad con los más pequeños.

Mercato Centrale y talleres de cocina

Hablando de comida y de niños no puede faltar el Mercato Centrale en el Barrio de San Lorenzo. Este mercado consiste en un edificio de dos plantas dedicadas a la comida y a sus productos. En su primera planta, dividida según el tipo de comida, podemos ver muy de cerca como verdaderos profesionales de la cocina toscana preparan los platos típicos. Y, cómo no, disfrutarlos. Los niños podrán dar un paseo por el mercado y ver a los cocineros en plena faena mientras prueban algún tentempié.

En Florencia podremos ver no sólo cómo se elabora comida sino elaborarla nosotros mismos. Si vuestros pequeños son unos jóvenes amantes de la cocina, un taller de cocina para aprender a cocinar pizza o pasta se puede convertir en un auténtico planazo.

Sabores de Italia: helado, pizza y lasagna

La comida será nuestro mayor apoyo en nuestro viaje a Florencia con niños. En Florencia, la pizza, la pasta, el helado y la lasagna son parte de su identidad. Platos que encontramos con extrema facilidad y a precios muy económicos. Con una calidad-precio buenísima y una facilidad para consumirlo igualmente buena con tiendas de comida para llevar por toda la ciudad.

Si queremos pararnos a disfrutar de alguna plaza o ver un monumento cuando los niños quieran desconectar un poco, un trozo de pizza al taglio o un helado serán siempre una gran opción para que ellos puedan pasarlo bien de otra manera mientras los mayores vemos alguna que otra ‘’cosa aburrida’’.

Florencia y los videojuegos

¿Videojuegos y Florencia? Pues sí. Sabemos que los videojuegos, desde hace algunos años, se han convertido en parte esencial de muchas infancias. Y no tan infancia… Uno de los videojuegos más populares de los últimos años es el Assassins Creed. Una de sus ediciones tiene lugar en la Florencia del Renacimiento. Si los niños son fans de este juego, seguro que amarán ver los lugares donde sucede la acción y que tanto habrán observado en la pantalla. Estos lugares son la Plaza del Duomo y más en concreto su Battistero di San Giovanni con la famosa Puerta del Paraíso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *