Visitar San Gimignano desde Florencia

Turismo en Florencia

Entre las bellas e inconfundibles colinas del paisaje toscano se alza un pueblo aún más llamativo. Que potencia aún más esta belleza. Se trata de San Gimginano. Un pueblo medieval con tanto encanto que visitar San Gimignano desde Florencia es una de las excursiones más escogidas por los viajeros. Y no sólo de los viajeros internacionales. Visitar San Gimignano desde Florencia es algo muy apetecible también para los propios florentinos debido a su cercanía y al precioso lugar que allí les espera. No todos los días podemos visitar un pueblo medieval con nada más y nada menos que 14 altas torres que surgen entre las colinas toscanas. Conozcamos este magnífico destino y por qué visitar San Gimignano desde Florencia.

¿Por qué visitar San Gimignano desde Florencia?

visitar san gimignano desde florencia

San Gimignano era y es conocido como ‘la ciudad de las 100 torres’ ¿Pero no tiene 14? Os preguntaréis. Sí, hoy en día conserva 14 (que para un pueblo de 7.000 habitantes… ¡no está nada mal!). Sin embargo, en el siglo XIV San Gimignano llegó a contar con 74 torres. Toda una metrópolis de la época. Pues caminar por sus estrechas calles debía ser la versión medieval de las actuales ciudades estadounidenses llenas de rascacielos. Eso sí, con una estética bastante diferente.

San Gimignano conserva también de esta época su muralla, que rodea el pequeño pueblo y se divisa ya en la distancia junto a sus 14 torres. Un pueblo que, por cierto, tiene un centro histórico declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

‘La ciudad de las 100 torres’ está a sólo 60 kilómetros de Florencia por lo que es muy fácil de alcanzar desde la capital toscana. San Gimignano combina perfectamente el paisaje típico toscano con la belleza de los pueblos medievales. En nuestra opinión, visitar San Gimignano desde Florencia merece la pena… ¡y mucho!

¿Qué ver en San Gimignano?

Al tener un tamaño bastante pequeño, San Gimignano es muy fácil de recorrer y visitar en su totalidad. Y nuestra recomendación es que lo hagáis. Pasearlo con tranquilidad disfrutando de cada rincón es la mejor manera de conocerlo. Pues todo el pueblo merece la pena. Sus calles empedradas, decoradas por sus grandes torres y edificios históricos parecen más un escenario de película que una realidad. Es verdaderamente bonito.

Dicho esto, puede parecer que estamos hablando simplemente de un pueblo con encanto al que hacer una visita general. ¡En absoluto! Hay mucho que ver en San Gimignano. Para comenzar, su maravillosa Piazza del Duomo. Aquí nos encontramos algunos de los principales monumentos del peculiar pueblo. El Duomo (o Collegiata di Santa Maria Assunta) es una de las construcciones más destacadas. La plaza gira en torno al bello edificio construido en el siglo X. Aunque si por algo es conocida la Catedral de San Gimignano es por los increíbles frescos de su interior. En los cuales se representan escenas del Antiguo y Nuevo Testamento.

El centro de San Gimignano

En la misma plaza se encuentra también el Palazzo Comunale. Un antiguo palacio medieval que fue sede del gobierno de la, en su día, poderosa ciudad de San Gimignano. Actualmente es el Museo Cívico, el cual tiene una sala dedicada a Dante Alighieri. Pues el grandioso poeta visitó el palacio a finales del siglo XIII. El Palazzo Comunale cuenta con una de las 14 torres de la ciudad, la llamada Torre Grossa, de 54 metros de altura. Se puede acceder y subir a la torre a través de museo. Las vistas son espectaculares.

Muy cerca de esta plaza se encuentra otra muy importante, la conocida Piazza della Cisterna. Su nombre se lo da el llamativo pozo que se sitúa en el centro de la misma. La Piazza della Cisterna es la preferida de los visitantes, incluso antes que la del Duomo. Su bonito pozo, completamente rodeado de torres medievales y numerosos palacios, le aporta una imagen como ninguna otra del pueblo.

Pero no todo son plazas, en San Gimignano hay dos calles que sin duda hay que visitar. Se trata de la Via di San Giovanni y la Via San Matteo. Además, en la primera veremos una de las antiguas puertas de la ciudad a través de las murallas.

Cómo llegar a San Gimignano desde Florencia

San Gimignano está muy cerca de Florencia, a unos 60 kilómetros. Llegar no es muy complicado y podréis hacerlo en diferentes transportes. Aunque, al ser un pequeño pueblo, cuenta con menos conexiones que otras ciudades de la Toscana.

Por desgracia, el tren no es una opción ya que no existe una línea que una Florencia con San Gimignano.

Sí existe una conexión directa de autobús. Ésta os llevará desde la estación central de Florencia, Santa Maria Novella, hasta San Gimignano en 1 hora y 45 minutos. El precio del billete es de 8€.

El taxi también es una alternativa, aunque prácticamente ningún viajero la valora por su elevado precio. En la estación de Santa Maria Novella podréis encontrar sin problema un taxi que os lleve hasta San Gimignano.

La mejor opción para visitar San Gimignano desde Florencia es hacerlo contratando una excursión. De esta manera, podréis despreocuparos de la organización y el transporte. Y, además, podréis visitar San Gimignano desde Florencia con un guía local respaldados por la experiencia de una agencia que conozca el destino. Si creéis que esta es vuestra opción, os esperamos en nuestra excursión a San Gimignano desde Florencia. Dejadlo en nuestras manos y descubrid con nosotros uno de los lugares más bellos de la Toscana.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email