Cinque Terre

Cinque Terre, con sus pueblos coloridos y su paisaje mediterráneo, es una zona de Liguria (norte de Italia) que no puedes perderte. Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso son un paraíso escondido entre la costa de Liguria y el Mar Mediterraneo.

Cinque Terre es un conjunto de 5 pequeños pueblos en la costa occidental de Italia, en la región de Liguria. Su particularidad es su perfecto equilibrio con la naturaleza. En efecto, cada uno de los 5 son un pequeño oasis en la naturaleza, un pueblo que se asoma al mar desde las laderas de la costa. Como puesto con la mayor de las delicadezas, una delicia para el paisaje y un precioso rincón… cinco rincones.

¿Por qué visitar Cinque Terre?

Visitar Cinque Terre merece mucho la pena. En 10 kilómetros se concentran los 5 pueblos: Monterosso, Riomaggiore, Vernazza, Manarola y Corniglia. Cada uno más espectacular que el anterior. En una costa rocosa y acantilada, los edificios se adaptan a la naturaleza de una manera que no es creíble hasta que se ve. Calles que se asoman a un acantilado, pueblos construidos en la caída de la montaña hasta la costa con playas paradisíacas… En Cinque Terre te encontrarás un mundo asombroso en lo paisajístico.

Además, todavía es un destino relativamente desconocido fuera de Italia, lo que permite disfrutarlo con tranquilidad y en su esencia. Otra ventaja es que se visitan fácil y rápido. Los pueblos son pequeños y muy cerca unos de otros. No son lugares como Florencia con monumentos y museos por todas partes. Estos 5 pueblos son un monumento en sí.

Qué ver en Cinque Terre

Lo mejor que ver en Cinque Terre son sus paisajes, accediendo a un mundo apartado y conservado del resto del globo. Un lugar que parece no haber cambiado y que vive su propio ritmo. Y no sólo parece… por su ubicación tan particular, los accesos y el espacio son siempre los mismos. Los pueblos no pueden crecer y sus casas y edificios se han mantenido igual por décadas. Esto sumado a que desde el 1997 Cinque Terre es patrimonio de la humanidad. Con lo cual la Unesco protege su ambiente, naturaleza y paisaje par mantenerlo cuidado y de manera sostenible. Una gran esperanza ahora que son también un destino turístico. Una certeza de que Cinque Terre mantendrá su esencia.

En Cinque Terre veremos los Apeninos, que se meten prácticamente en el mar de Liguria. Y en esta mezcla de montaña y mar, en medio, cinco tierras. Cinque Terre.

En los cinco pueblos veremos una estructura muy particular, la mayoría con cambios de altura tremendos. Con calles que están metidas en la montaña y otras al borde de la costa. Otros con un puerto de tamaño considerable y por el que pasear. ¡Playas! En Cinque Terre se forman algunas de las playas más bonitas de la costa occidental de Italia. Una variedad increíble en un marco bellísimo. Y eso sin contar la gastronomía… El vino de Cinco Terre quizás no es algo que ver literalmente, pero… ¡hay que probarlo!

Riomaggiore

visitar cinque terre desde florencia
Puerto de Riomaggiore

Viniendo de Portovenere y La Spezia,  Riomaggiore es el primer pueblo que encontramos en nuestro camino. Riomaggiore es un pueblo estupendo compuesto por casas coloridas y empinadas en la montaña. Riomaggiore se extiende hasta el mar y cuenta con un pequeño puerto desde el cual es posible admirar toda la ciudad.

A pesar de que su población no llega a los 2.000 habitantes, su historia se remonta hasta el siglo XIII. En otros tiempos llegó a tener casi el doble de habitantes, aunque su actividad principal era la de ser un pueblo pesquero y no un receptor de viajeros como lo es ahora. Su belleza atrae a miles de personas de todo el mundo.

Qué ver en Riomaggiore

Si estáis en Riomaggiore vale la pena visitar el Castillo y disfrutar de su vista panorámica. El Castillo de Riomaggiore data del 1260 y separa la parte más antigua del pueblo de la más ”reciente” que da acceso a la estación.

Otras construcciones con atractivo son la iglesia de San Juan Bautista y la iglesia de San Lorenzo. Esta última con una llamativa ventana en forma de Rosa creada en el siglo IX.

Además, si te gusta caminar, te aconsejamos la Via dell’Amoreun camino con vistas al mar que conecta Riomaggiore a Manarola.

Manarola

Manarola

Manarola es el pueblo más conocido y turístico de Cinque Terre. En Manarola el ambiente es muy vivaz y es posible pasear por sus callejuelas repletas de restaurantes, bares y tiendas de productos típicos.

El estilo arquitectónico del pueblo es practicamente idéntico al de Riomaggiore. Sin embargo, pasear por las calles de Manarola será todavía más divertido.

Instalado en una roca de 70 metros

Esto se debe a su particular estructura, y es que Manarola se sitúa en una colina rocosa de hasta 70 metros de altura. ¡Imagínate lo increíble de sus formas! En esta pendiente, sus calles son un subibaja continuo. Callejuelas que ascienden y descienden por estos 70 metros hasta el mar. ¡Y casas! Sus edificaciones se adaptan a este único paisaje de manera espectacular. Casi parece imposible que pueda existir un pueblo así. De ahí la belleza y particularidad de esta joya de las ‘Cinco Tierras’.

Corniglia

cinque terre

Respecto a los otros pueblos, Corniglia es el único que no se encuentra frente al mar. Se trata del pueblo central del total de los cinco. Corniglia se asoma al oceáno desde su colina de 100 metros de altura, un paisaje que suele chocar bastante. Ya que, al estar pegado al mar, estos 100 metros dan la sensación de gran altura.

Como sus pueblos “hermanos”, posee los típicos edificios coloridos y distribuidos sobre diferentes niveles. Por otra parte, un aspecto diferenciador de Corniglia es que en sus laderas se observan muchos terrenos de cultivo de viñedos.

El balcón de Cinque Terre

De los cinco pueblos, probablemente este sea el menos visitado por los turistas. Pero si en algo concuerda todo el mundo, locales y visitantes, es que desde aquí se pueden admirar las mejores vistas de Cinque Terre. Por algo corniglia es llamado ‘El Balcón de Cinque Terre’. Sus 100 metros de altura y su posición central lo convierten en un mirador natural del que sólo podemos maravillarnos.

Además, cuenta con un precioso circuito de senderos que aprovechan estas vistas a la perfección.

Por otro lado, Corniglia es también historia. Pues surge en la Antigua Roma para el cultivo de vino blanco.

Son merecedoras de visita la iglesia de San Petro y el oratorio de Santa Caterina.

Vernazza

visitar cinque terre desde florencia
Vista panoramica de Vernazza

Vernazza es el penúltimo pueblo de Cinque Terre viniendo del sur. Sin duda alguna, Vernazza es la localidad que ha mantenido más su autenticidad y todavía presenta los rasgos característicos de un pueblo de pescadores.

Su aspecto tiene rasgos de fortaleza medieval, ya que conserva parte de algunas antiguas fortificaciones y torres de defensa. Y, en medio de ello, su paisaje particular recuerda casi a un destino paradisíaco. Sus casas de colores se concentran con menos desnivel que sus vecinos y una plaza principal se sitúa a prácticamente el nivel del mar.

Historia y deleite

Ya en textos del 1080 tenemos menciones de Vernazza como un pueblo de grandes navegantes y guerreros marinos. Es más, este diminuto pueblo, en alianza con Genova, venció en la mar a la potencia de Pisa en la Edad Media.

De esta época se conservan construcciones que merece la pensa visitar. Entre ellas la iglesia de Santa Margarita de Antioquía, el santuario de la Virgen Negra y el Castillo de los Doria.

Para acabar la extraordinaria mezcla de atractivos de Vernazza, el lugar nos ofrece una de las playas más bonitas de todas las ‘Cinco Tierras’.

Monterosso

Monterosso es el pueblo más al norte de Cinque Terre y desde luego el menos típico. Se extiende por el litoral frente a una grande playa.

Aunque no sea tan pintorésco como los otros pueblos, Monterosso puede ser la opción perfecta para aquellos que quieran disfrutar del mar cómodamente aprovechando una de las playas más bonitas de todas las Cinque Terre.

Aisladamente bello

Al ser el ”último de la fila” de los cinco pueblos, y el menos explotado turísticamente, Monterosso al Mare se ha ido quedado más aislado que el resto de sus localidades vecinas. Para más inri, incluso dentro del propio pueblo el casco antiguo está ”aislado” de la zona nueva. Separado por un túnel de 10 metros.

Aún así, Monterosso nos regala grandes bellezas. Entre ellas, la playa más grande de toda Cinque Terre. La única con forma alargada y en la que poder estar relajado al tener más espacio. En temporada alta y con menos espacio, las playas de los otros pueblos a veces no es tan sencillo.

Tampoco faltan los lugares y monumentos de interés como lo son la estatua de Neptuno, la iglesia de San Juan Bautista, la Torre Aurora y el convento de los Cappuccini.

Cómo llegar a Cinque Terre desde Florencia

Cinque Terre se encuentra a unos 180 kilómetros de Florencia. Pese a la ubicación aislada de los 5 pueblos, no es complicado llegar y existen diferentes opciones para llegar a Cinque Terre desde Florencia.

Por su buena conexión con la Toscana, visitar Cinque Terre desde Florencia se convierte en una fantástica excursión para un viaje a la cuna del Renacimiento.

De hecho, el transporte que mejor conexión tiene es el tren. Desde la Estación de Santa María Novella, existe conexión directa con la Spezia. Desde allí, se puede hacer cambio de tren y coger uno a directo a Riomaggiore. En total, el trayecto lleva aproximadamente 2 horas y media. El precio del billete suele variar, pero se mueve entre los 10 y 20 euros.

También existe conexión directa desde Pisa a la Spezia y, desde allí, de nuevo a Riomaggiore. El tiempo y coste del trayecto es prácticamente idéntico. Por lo que se puede también valorar en combinar estos dos destinos.

Otra manera muy cómoda de visitar Cinque Terre es formando parte de un tour. Contratando una excursión desde Florencia con una agencia local, nos ahorraremos todas las preocupaciones y trámites. Y, además, tendremos a un guía local para descubrir este paraíso escondido en Italia. Animaros y visitadlo con nosotros en nuestra excursión a Cinque Terre.

Para profundizar sobre este asunto, puedes visitar nuestra página cómo llegar a Cinque Terre desde Florencia.

Donde dormir en Cinque Terre

A menudo un viaje a Cinque Terre forma parte de un viaje a otro lugar de Italia y su visita es una excursión de un día. Como es el caso de nuestra excursión a Cinque Terre desde Florencia. Sin embargo, también son otras las personas que optan por pasar unos días en las cinco tierras y donde dormir en Cinque Terre representa, en este caso, un punto clave.

La oferta hotelera en estos cinco pueblos no es enorme pero, debido al aumento del turismo en los últimos años, no faltan opciones. Eso sí, en temporada alta la demanda es bastante alta y los precios suben considerablemente. En ciertos momentos es incluso difícil encontrar un lugar donde dormir en Cinque Terre. Por eso, si viajas en temporada alta, reserva tu alojamiento con antelación.

Cinque Terre

Los dos pueblos más populares para alojarse son Monterosso y Riomaggiore. Pues son, en la ‘’línea’’ que forman los 5 pueblos totales, el primero y el último. Además de ser dos de los más atractivos turísticamente. El precio por noche en temporada alta no suele bajar de los 100-120 euros.

Una alternativa es la de alojarse en La Spezia o en Portovenere, ciudades más grandes pero muy cercanas a Cinque Terre y conectadas muy bien por transporte público.

Donde comer en Cinque Terre

En Cinque Terre el espectacular paisaje forma siempre parte de la emoción y belleza del viaje. Incluso también a la hora de comer. Los lugares donde comer en Cinque Terre a menudo aprovechar las increíbles vistas y nos ofrecen terrazas o ventanas al mar o al pueblo donde nos encontremos.

¡Y la comida no es menos destacable! Además de la riquísima gastronomía italiana, que siempre nos deleita, estos cinco pueblecitos tienen algunos productos autóctonos que merece la pena probar. Algunos ejemplos son las acciughe di Monterosso, la monterossina o el vino típico del lugar, el Sciacchetrà. De las 5 localidades, Monterosso y Vernazza son los más reputados a la hora de encontrar un lugar donde comer en Cinque Terre. Normalmente los precios rondan los 35 euros por persona y algunos restaurantes ofrecen menús de degustación de diversos platos típicos.

Cinque Terre Card

Como algunas de las grandes ciudades turísticas de Italia, por ejemplo Roma o Venecia, Cinque Terre cuenta con una tarjeta turísitca: la Cinque Terre Card.

Ésta está pensada para que quienes la adquieran tengan, por un precio reducido, puedan tener acceso a servicios turísticos y se mejore su estancia en el destino. Existen dos modalidades para esta tarjeta, una se llama Cinque Terre Trekking Card y otra Cinque Terre MS Card. La gran diferencia entre ambas es que la última incluye también servicios de transporte. Se puede adquirir por 1 o dos días y el precio ronda entre los 7 y los 12 euros dependiendo de cuál cojas y por cuántos días.

Entre los servicios turísticos que incluye están: visitas guiadas gratis, uso gratuito de los baños de pago, itinerarios naturales y poéticos, uso gratuito del autobús en los cinco pueblos, precio reducido en los museos, acceso a la zona parque…

Puedes encontrar toda la información detallada en la página web oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *