Cinque Terre

Cinque Terre, con sus pueblos coloridos y su paisaje mediterráneo, es una zona de Liguria (norte de Italia) que no puedes perderte. Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso son un paraíso escondido entre la costa de Liguria y el Mar Mediterraneo.

Cinque Terre

Cinque Terre, con sus pueblos coloridos y su paisaje mediterráneo, es una zona de Liguria (norte de Italia) que no puedes perderte. Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso son un paraíso escondido entre la costa de Liguria y el Mar Mediterraneo.

Cinque Terre es un conjunto de 5 pequeños pueblos en la costa occidental de Italia, en la región de Liguria. Su particularidad es su perfecto equilibrio con la naturaleza. En efecto, cada uno de los 5 son un pequeño oasis en la naturaleza, un pueblo que se asoma al mar desde las laderas de la costa. Como puesto con la mayor de las delicadezas, una delicia para el paisaje y un precioso rincón… cinco rincones. 

¿Por qué visitar Cinque Terre?

Visitar Cinque Terre merece mucho la pena. En 10 kilómetros se concentran los 5 pueblos: Monterosso, Riomaggiore, Vernazza, Manarola y Corniglia. Cada uno más espectacular que el anterior. En una costa rocosa y acantilada, los edificios se adaptan a la naturaleza de una manera que no es creíble hasta que se ve. Calles que se asoman a un acantilado, pueblos construidos en la caída de la montaña hasta la costa con playas paradisíacas… En Cinque Terre os encontraréis un mundo asombroso en lo paisajístico.

Además, todavía es un destino relativamente desconocido fuera de Italia, lo que permite disfrutarlo con tranquilidad y en su esencia. Otra ventaja es que se visitan fácil y rápido. Los pueblos son pequeños y muy cerca unos de otros. No son lugares como Florencia con monumentos y museos por todas partes. Cinque Terre es un monumento en sí.

Qué ver en Cinque Terre

Lo mejor que ver en Cinque Terre son sus paisajes, accediendo a un mundo apartado y conservado del resto del mundo. Un lugar que parece no haber cambiado y que vive su propio ritmo. Y no sólo parece… por su ubicación tan particular, los accesos y el espacio son siempre los mismos. Los pueblos no pueden crecer y sus casas y edificios se han mantenido igual por décadas. Esto sumado a que desde el 1997 Cinque Terre es patrimonio de la humanidad. Con lo cual la Unesco protege su ambiente, naturaleza y paisaje par mantenerlo cuidado y de manera sostenible. Una gran esperanza ahora que son también un destino turístico. Una certeza de que Cinque Terre mantendrá su esencia.

En Cinque Terre veremos los Apeninos, que se meten prácticamente en el mar de Liguria. Y en esta mezcla de montaña y mar, en medio, cinco tierras. Cinque Terre.

En los cinco pueblos veremos una estructura muy particular, la mayoría con cambios de altura tremendos. Con calles que están metidas en la montaña y otras al borde de la costa. Otros con un puerto de tamaño considerable y por el que pasear. ¡Playas! En Cinque Terre se forman algunas de las playas más bonitas de la costa occidental de Italia. Una variedad increíble en un marco bellísimo. Y eso sin contar la gastronomía… El vino de Cinco Terre quizás no es algo que ver literalmente, pero… ¡hay que probarlo!

Riomaggiore

Viniendo de Portovenere y La Spezia,  Riomaggiore es el primer pueblo que encontramos en nuestro camino. Riomaggiore es un pueblo estupendo compuesto por casas coloridas y empinadas en la montaña. Riomaggiore se extiende hasta el mar y cuenta con un pequeño puerto desde el cual es posible admirar toda la ciudad. 

Si estáis en Riomaggiore vale la pena visitar el Castillo y disfrutar de su vista panorámica. Además, si os gusta caminar, os aconsejamos la Via dell’Amore, un camino con vistas al mar que conecta Riomaggiore a Manarola.

visitar cinque terre desde florencia
Puerto de Riomaggiore

Manarola

Manarola es el pueblo más conocido y turístico de Cinque Terre. En Manarola el ambiente es muy vivaz y es posible pasear por sus callejuelas repletas de restaurantes, bares y tiendas de productos típicos. 

El estilo arquitectónico del pueblo es practicamente idéntico al de Riomaggiore. Sin embargo, pasear por las calles de Manarola será todavía más divertido.

Corniglia

Respecto a los otros pueblos de Cinqueterre, Corniglia es el único que no se encuentra frente al mar. La pequeña ciudad surge a unos cien metros sobre del nivel del mar, rodeada por viñedos. 

Como sus pueblos «hermanos», posee los típicos edificios coloridos y distribuidos sobre diferentes niveles. 

Vernazza

Vernazza es el penúltimo pueblo de Cinque Terre viniendo del sur. Sin duda alguna, Vernazza es la localidad que ha mantenido más su autenticidad y todavía presenta los rasgos característicos de un pueblo de pescadores. 

visitar cinque terre desde florencia
Vista panoramica de Vernazza

Monterosso

Monterosso es el pueblo más al norte de Cinque Terre y desde luego el menos típico. Se extiende por el litoral frente a una grande playa, la única de Cinque Terre. 

Aunque no sea tan pintorésco como los otros pueblos, Monterosso puede ser la opción perfecta para aquellos que quieran disfrutar del mar comodamente y aprovechar de los servicios que una playa de arena puede ofrecer.

Cómo llegar a Cinque Terre desde Florencia

Cinque Terre se encuentra a unos 180 kilómetros de Florencia. Pese a la ubicación aislada de los 5 pueblos, no es complicado llegar y existen diferentes opciones para llegar a Cinque Terre desde Florencia.

Por su buena conexión con la Toscana, visitar Cinque Terre desde Florencia se convierte en una fantástica excursión para un viaje a la cuna del Renacimiento.

De hecho, el transporte que mejor conexión tiene es el tren. Desde la Estación de Santa María Novella, existe conexión directa con la Spezia. Desde allí, se puede hacer cambio de tren y coger uno a directo a Riomaggiore. En total, el trayecto lleva aproximadamente 2 horas y media. El precio del billete suele variar, pero se mueve entre los 10 y 20 euros.

También existe conexión directa desde Pisa a la Spezia y, desde allí, de nuevo a Riomaggiore. El tiempo y coste del trayecto es prácticamente idéntico. Por lo que se puede también valorar en combinar estos dos destinos.

Otra manera muy cómoda de visitar Cinque Terre es formando parte de un tour. Contratando una excursión desde Florencia con una agencia local, nos ahorraremos todas las preocupaciones y trámites. Y, además, tendremos a un guía local para descubrir este paraíso escondido en Italia. Animaros y visitadlo con nosotros en nuestra excursión a Cinque Terre.