Madonna del Mare Botticelli

La Madonna del Mare, de Botticelli, es una de las obras más bellas y misteriosas de la Galería de la Academia de Florencia. La pintura, realizada en 1480, tuvo en su día como destino el convento florentino de Santa Felicità, de donde pasó al célebre museo.

A pesar de numerosos estudios y análisis, los expertos todavía no han conseguido confirmar su autoría. La mayoría asocia la Madonna del Mare a Botticelli, aunque un considerable número de estudiosos defienden que podría ser obra de Filippo Lippi.

Sea quien sea, se trata de grandes artistas de Florencia. Y, esta pintura, la Madonna del Mare, de una obra excepcional.

La Virgen del Mar

En la pintura, vemos una Virgen que sostiene en su regazo al Niño Jesús. Lo hace dentro de una estancia, al lado de una ventana con vistas al mar. De este paisaje coge el nombre la obra de Botticelli, la Madonna del Mare (la Virgen del mar).

Podemos observar cómo el Niño sostiene con una mano una fruta, una granada. Mientras, con la otra mano, agarra un trozo de la misma para comerla.

La granada es un símbolo de divinidad, indicando el lado sagrado de Jesús y su Madre. Por otro lado, las semillas de la fruta, con su color rojizo, presagian la muerte de Jesús en la cruz.

madonna del mare botticelli

Madonna del Mare de Botticelli: el poder de las miradas

La pintura está repleta de detalles. Pese a sus tonos no especialmente cálidos, es de una belleza impactante. Los vestidos de la Virgen, su velo y los halos de Niño y María son de una técnica deslumbrante.

Sin embargo, al menos bajo mi punto de vista, lo más sensacional de esta obra son las miradas. Eso que, sin ser tan tangible como el color o realismo de las ropas, es aún más visible en esta ocasión.

La Virgen, con sus brazos, sostiene con seguridad y cariño a Jesús. Tranquila de saber que está a salvo con ella, deja ir sus pensamientos a otro lugar. Mientras sus brazos son férreos y dulces, su rostro y mirada son tranquilos, pensativos, ausentes. Su cabeza parece estar ligeramente inclinada hacia un lado, sin mirar a ninguna parte. Una mirada perdida en la que es imposible no perderse.

Por su parte, el Niño parece detectar, en la comodidad y seguridad de los brazos de su Madre, esta momentánea evasión. De nuevo, por su mirada y no por sus gestos, nos podemos dar cuenta perfectamente.

Cómo visitar la Madonna del Mare

La obra se conserva en la Galería de la Academia, uno de los museos más prestigiosos del mundo, ubicado en Florencia.

Para visitar el museo, los horarios de visita son de martes a domingo de 09:00 a 18:45.

La entrada tiene un precio de 12€. Ahora bien, para los ciudadanos europeos entre 18-25 años hay un billete especial con un precio de 2€.

La mejor opción para visitar la Madonna del Mare de Botticelli es hacerlo en un tour por la Galería de la Academia, disfrutando de todas las obras maestras del museo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *