Obras de Botticelli en Florencia

EnFlorencia.com

Sandro Botticelli es uno de los grandes artistas de la historia del arte. Nacido y muerto en Florencia, dejaría su amada ciudad únicamente para trabajar en la Capilla Sixtina de Roma. A diferencia de otros maestros del Renacimiento, Botticelli desarrolló su talento solo en la pintura. Aunque decir sólo parece poco, pues sus pinturas siguen inspirando a generaciones más de 500 años después, llenando museos de todo el mundo. Conozcamos los lugares y obras de Botticelli en Florencia.

Hospital de los Inocentes

En la Plaza de la Santissima Annunziata, muy poco después del nacimiento de Botticelli, se inauguró el Hospital de los Inocentes. Este no sería un hospital sino un orfanato, uno de los primeros de Europa. El arquitecto fue Brunelleschi y esta obra está considerada la primera del Renacimiento en cuanto a arquitectura. Con unos 20 años, Botticelli estaría ya plasmando con su talento este movimiento renacentista en la pintura. Y, una de sus primeras obras la realizaría para el Hospital de los Inocentes. Se trata de la pintura llamada ‘Virgen con el niño y ángel’. Esta obra de Botticelli se encuentra todavía en la actualidad en el orfanato.

Obras de Botticelli en Florencia: Galería Uffizi

En aquellas primeras obras, el joven Sandro Botticelli llamó la atención de todo el movimiento artístico y de los grandes mecenas: los Medici. Éstos le encargarían muchísimos trabajos, aunque Botticelli trabajaría para más familias y otros particulares. A lo largo de su vida, el genio pintaría una gran cantidad de obras.

obras de botticelli
El Nacimiento de Venus en Galeria Uffizi

Los lugares en los que se conservan obras de Botticelli en Florencia son muchos pero, si hay uno por excelencia, ese es la Galería Uffizi. Los Uffizi son el museo del mundo con más obras de Botticelli. Las consideradas como sus mejores obras las encontramos aquí. Algunas no sólo son calificadas como las mejores del artista sino como las mejores de la historia. Éstas son ‘El Nacimiento de Venus’ y ‘La Primavera’.

Galería de la Academia

Obras de Botticelli están también presentes en la otra galería de Florencia: la Galería de la Academia. Pese a que la mayor parte de su arte en la ciudad se encuentra en los Uffizi, la Academia tiene pocas pinturas del artista pero muy interesantes. Una, una auténtica joya. Hablamos de la Madonna del Mare (‘La Virgen del mar’). Una pintura donde Sandro Botticelli representa a una virgen de mirada perdida, con apenas interacción con su hijo. Algo totalmente diferente a lo visto hasta aquel momento.

Obras de Botticelli: Palacio Pitti

Botticelli vivió justo en la época cuando los Medici habían comprado el Palacio Pitti y se estaban realizando sus obras para convertirlo en su residencia. El arquitecto del palacio fue Brunelleschi y, de nuevo, como en el Hospital de los Inocentes, obras de Botticelli decorarían sus paredes.

En la actualidad, allí podemos admirar tres pinturas. Todas ellas de gran interés. Una en concreto, llamada ‘Retrato de una joven’, se cree que podría tratarse de un retrato de la mujer de Lorenzo el Magnífico, uno de los Medici más importantes de la historia de Florencia.

Un recuerdo en Plaza della Signoria

Durante muchos años, la Plaza della Signoria tuvo el honor de acoger al David de Miguel Ángel que, posteriormente, se trasladó a la Galería de la Academia. Cuando Michelangelo finalizó la escultura, la ciudad de Florencia reunió a un grupo de expertos para decidir donde situar la estatua. Entre estos expertos, estaba el maestro Sandro Botticelli ya en avanzada edad.

Basílica de Santa Maria Novella

El talento de Botticelli era conocido en toda Florencia y las familias en el poder no sólo querían su genio para decorar sus viviendas privadas. También lo querían para embellecer Florencia y no sólo con su consejo. Botticelli fue contratado para decorar con dos frescos el interior de la Basílica de Santa María Novella. Uno de ellos representa el nacimiento de Cristo y se conserva en muy buen estado.

La relación de Botticelli con Santa Maria Novella no fue sólo laboral, pues gracias al testamento del genio sabemos que contaba con una casa en el barrio cercano a dicha iglesia. Seguramente, la casa en donde Sandro vivió sus últimos años en Florencia.

Palazzo Vecchio

Botticelli tuvo mucha relación con este gran monumento de Florencia pero, curiosamente, en él no hay ningún trabajo del artista. En el Palazzo Vecchio, por ejemplo, Botticelli acudió a la reunión donde se decidió que el David de Miguel Ángel se colocaría en la Plaza della Signora.

Aquí también fue llamado a menudo Botticelli por los Medici para encargarle diferentes trabajos. Uno llegó a ser decorar el mismo palacio, en concreto la Sala dei Gigli. Aunque finalmente el artista que llevó a cabo el trabajo fue Domenico Ghirlandaio.

Iglesia de Ognissanti

Otra curiosa casualidad vuelve a ligar Ghirlandaio con Botticelli en Florencia. Esta vez, en la Iglesia de Ognissanti. Los dos artistas fueron contratados para decorar la iglesia con dos frescos en paredes encontradas, uno frente al otro. La obra de Botticelli es una auténtica maravilla que representa a San Agustín.

La iglesia de Ognissanti era también el lugar de entierro de la familia Botticelli, y allí fue enterrado Sandro, donde todavía sigue descansando.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email