Obras de Giotto en Florencia

EnFlorencia.com

Giotto fue uno de los primeros grandes artistas de la historia de Florencia. Un pionero que tomarían como ejemplo otras grandes figuras del arte inspirándose en su trabajo. Giotto destacó sobre todo en la pintura y en la arquitectura. En ésta última, quizás, están sus creaciones más conocidas. Entre las obras de Giotto en Florencia está el maravilloso Campanile de Giotto. Pero el genio nos dejó obras a lo largo de toda la ciudad. ¡Vamos a verlo!

Obras de Giotto en Florencia: Basílica de Santa Croce

La Basílica de Santa Croce es una de las iglesias de Florencia más importantes. Ya lo era en la época de Giotto, allá en el siglo XIV, cuando los franciscanos llevaban la gestión de la basílica. Éstos contactaron con Giotto para que decorara su interior.

obras de giotto
Interior de la Basilica de Santa Croce en Florencia

Realizando bellísimos frescos con su reconocible estilo propio, Giotto embelleció las paredes de varias capillas de la iglesia. Lamentablemente, sólo se conservan las obras que realizó en dos de ellas: la capilla Bardi y la capilla Peruzzi. Ambas se pueden visitar dentro de la basílica.

Galería Uffizi

Giotto no sólo plasmaba su pintura en forma de frescos, también nos dejó varios cuadros que hoy podemos admirar en varios museos de todo el mundo. Por suerte para nosotros, algunas de sus mejores obras en tela están en Florencia, en la Galería Uffizi. Entre ellas, destaca una de sus obras maestras: ‘La Virgen de Ognissanti’. Tanto sigue impresionando que la pintura es conocida también como la ‘Majestad de los Uffizi’.

Basílica de Santa Maria Novella

En la Basílica de Santa Maria Novella encontramos una de las creaciones más espectaculares de Giotto. Lo es aun más sabiendo que fue realizada en el 1290 y nos deja boquiabiertos más de 700 años después cada vez que entramos en la iglesia. La obra es el Crucifijo de Santa Maria Novella, una enorme cruz de madera pintada por el genio representando a Cristo crucificado. El crucifijo decora la nave principal de la iglesia, siendo el eje central de su interior.

Obras de Giotto: Galería de la Academia

El legado de Giotto está también presente en la Galería de la Academia, uno de los museos más importantes de Florencia. Aquí, existe una sala entera dedicada al artista, con obras del mismo y de sus aprendices. En ella podemos apreciar no sólo la maestría de Giotto con la pintura sino su importante trabajo de enseñanza, transmitiendo sus ideas a generaciones futuras de artistas florentinos. La pintura más destacada de esta sala es la obra de Giotto llamada ‘Cabeza de pastor’ y datada del 1315.

Iglesia de Ognissanti

La increíble cruz de Giotto en Santa Croce tuvo una repercusión muy grande en la ciudad de Florencia. Tanto que, una década después de haber realizado el trabajo para los franciscanos, la iglesia de Ognissanti le encarga a Giotto un crucifijo para decorar la iglesia.

El crucifijo se puede ver todavía hoy en Ognissanti e, igualmente bello, cambia mucho su estilo respecto al de Santa Croce. Giotto era un artista original, con un estilo proprio pero que fue evolucionando con su experiencia. Un visionario. En este crucifijo, vemos a un Cristo más divino y menos hombre, en una cruz donde predomina el dorado y el azul.

Obras de Giotto: Plaza del Duomo

En la última etapa de su vida, Giotto ya contaba con un respeto y admiración destacables en Florencia. La ciudad se encomendó a él para hacerlo arquitecto en jefe de Florencia y liderar los trabajos de Plaza del Duomo, donde Florencia tenía su proyecto principal. La vieja plaza, con la antigua iglesia de Santa Reparata, debían cambiar su rostro y ser el lugar de la naciente Catedral de Florencia. Además, Giotto sería el encargado de construir el campanario de dicha catedral.

Campanile de Giotto

El campanario de la Catedral de Florencia lleva el sello y firma de Giotto, pues se llama Campanile de Giotto. Aunque, curiosamente, Giotto falleció cuando los trabajos aun no habían llegado a la mitad del camino. Sin embargo, por respeto al artista y a su proyecto, se mantuvo el plan de Giotto y se le puso su nombre al campanario. Hoy en día, el Campanile es una de las obras de Giotto más famosas y es uno de los mayores atractivos de Florencia.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email