Catedral de Florencia

La majestuosa obra que hizo grande a Florencia

La Catedral de Florencia es la cuarta más grande del mundo. Su cúpula, la Cúpula de Brunelleschi es una de las mayores obras de arquitectura de la historia. Su torre del campanario, el Campanile de Giotto, una de las obras más celebradas del Renacimiento. La Catedral de Florencia es muchas cosas. Es arte, es historia, es importancia en una ciudad y en un movimiento artístico que cambió el mundo. Y es, sin lugar a dudas, una de los lugares imprescindibles que ver en Florencia.

Origen de la Catedral de Florencia

El origen de la gloriosa Catedral de Florencia se remonta al 1296, cuando Florencia decide que la iglesia de Santa Reparata se queda pequeña para su imagen y población. Sobre aquella antigua iglesia se plantea construir la mayor iglesia del cristianismo. El contexto de la Toscana es muy importante, pues ciudades rivales de Florencia como Pisa y Siena ya contaban con una catedral propia y eso dejaba en mal lugar a la creciente Firenze.

El proyecto fue confiado a Arnolfo di Cambio, aunque pasó por diversos arquitectos. Incluso se podría dividir el proyecto en diversas partes, pues en cada elemento de la Catedral de Florencia dejaron su huella algunos grandes artistas y arquitectos. Desde Giotto a Brunelleschi.

En 1380 se finalizó su construcción, que se dedicó a Santa Maria del Fiore. Pero aún quedaba por realizar su cúpula, que se inició a contruir en el 1420.

La Cúpula de Brunelleschi

La Cúpula de Brunelleschi es reconocida por la historia como uno de los hitos más grandes de la arquitectura. Con 45 metros de diámetro y alzándose hasta los 114 de altura, se convirtió en la más grande jamás construida. Título que conserva aún hoy en día (aunque algunas fuentes discrepan).

Sea como fuere, con ello Brunelleschi, su arquitecto, le dio un impulso extraordinario a una Catedral de Florencia que ya había tenido un resultado grandioso. Dándole así a Florencia un reconocimiento que llegó a todos los rincones del mundo conocido. Además, Brunelleschi es considerado como uno de los padres del Renacimiento y su cúpula (entre otras construcciones) marcaba el inicio de la dorada era renacentista en Florencia.

cupula de la catedral de florencia
La Cupula de la Catedral de Florencia

La Cúpula de Brunelleschi es reconocida por la historia como uno de los hitos más grandes de la arquitectura. Con 45 metros de diámetro y alzándose hasta los 114 de altura, se convirtió en la más grande jamás construida. Título que conserva aún hoy en día (aunque algunas fuentes discrepan).

Sea como fuere, con ello Brunelleschi, su arquitecto, le dio un impulso extraordinario a una Catedral de Florencia que ya había tenido un resultado grandioso. Dándole así a Florencia un reconocimiento que llegó a todos los rincones del mundo conocido. Además, Brunelleschi es considerado como uno de los padres del Renacimiento y su cúpula (entre otras construcciones) marcaba el inicio de la dorada era renacentista en Florencia.

Campanile de Giotto

La torre de campanario de la Catedral de Florencia es una elegante torre de mármol blanco y verde de 84 metros de altura. Obra del magnífico arquitecto y artista Giotto.

Curiosamente, el campanario está físicamente separado de la Catedral. En un principio no era ésta la idea plasmada en el proyecto. Sin embargo, Brunelleschi necesitó tanto espacio para la cúpula que hubo que desplazar al Campanile.

A pesar de esto, la sensación sigue siendo de unidad y no parece que la torre sea un elemento aislado o aparte de la Catedral. Incluso se podría decir lo mismo del Battistero di San Giovanni, aunque no forma parte de la Catedral y sí de la Plaza del Duomo. Los tres tienen un estilo común que da a la Plaza un sentido global.

Giotto, siguiendo la línea de toda la Catedral de Florencia, había pensado en grande y quería proyectar una torre de 115 metros de altura (sólo un metro más de la altura total de la catedral). Incluso había pensado en rematar el campanario en un gran pico de 30 metros. Sin embargo, el maestro renacentista falleció antes de rematarlo. Los arquitectos que continuaron su trabajo siguieron fieles al proyecto de Giotto aunque finalmente la altura del campanario fue menor. Eso sí, homenajeando a su creador, nombraron a la torre Campanile de Giotto.

catedral de florencia
El Campanile de Giotto

La belleza del majestuoso campanario no acaba en su exterior. Dentro está repleto de arte con una riquísima decoración. Por no mencionar que se puede subir hasta su cima y disfrutar de una de las mejores vistas de Florencia. Para hacernos una idea del elaborado interior, un dato revelador es que sólo en la parte baja nos encontramos con 54 bajorrelieves.

Información para visitar la Catedral de Florencia​

Horarios

La entrada a la Catedral de Florencia cuenta con los siguientes horarios:

De lunes a sábado: 10:00 – 16:30
Domingo y festivos: 13:30 – 16:30

Precios

La entrada a la Catedral de Florencia es gratuita.

Entrada única que incluye la Cúpula de Brunelleschi, el Campanile de Giotto, el Battistero di San Giovanni y el Museo dell’Opera del Duomo:

Adultos: 18 € si se adquiere de forma física en el lugar y 20€ si se compra con antelación.
Menores de 6 años: entrada gratuita.

Visitas guiadas a la Catedral de Florencia

Con tal cantidad de historias, detalles, grandes artistas y belleza, la mejor manera de conocer la Catedral de Florencia es hacerlo con guía profesional que nos permita apreciar todos los detalles. De esta forma podremos disfrutar todavía más de esta maravilla de la arquitectura disfrutando de cada rincón. Pues como veis, la Catedral de Florencia tiene mucho que ofrecernos y es fácil pasar por alto cosas que con un guía no nos perderíamos.

Si queréis conocer la Catedral de Florencia de la mano de un guía local y una agencia experta, acompañadnos en nuestra visita guiada por la Catedral de Florencia.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email