Cúpula de Brunelleschi

EnFlorencia.com

En el interior y exterior de la Catedral de Florencia, hay un elemento que destaca por encima (nunca mejor dicho) del resto: la Cúpula de Brunelleschi. Un elemento al que la Catedral debe mucha parte de su grandeza. Pues la Cúpula de Brunelleschi es una de las más grandes del mundo con 45 metros de diámetro en su parte interior.

El maestro Brunelleschi dejó así en la Plaza del Duomo su eterna huella con su obra magna. Una tarea que ganó por concurso cuando presentó su proyecto en el 1418. Dos años después, empezó a realizar lo que muchos daban por imposible. Y es que nadie hasta esa fecha había construido una cúpula de un tamaño tan grande. Para ello, Brunelleschi inventó un nuevo método con el que la cúpula se autosostendría durante la construcción. Este innovador sistema se basaba en una composición de ladrillos que se cruzaban: la pared a soga. El resultado fue una doble bóveda autoportante y un legado importantísimo que cambiaría la arquitectura para siempre.

La Cúpula de Brunelleschi: a prueba de rayos y terremotos

Durante su edificación, Brunelleschi falleció y nunca pudo llegar a ver finalizado su trabajo. Sin embargo, aunque varios arquitectos tomaron el mando del proyecto, en honor a Brunelleschi se le dio su nombre a la cúpula. Ésta, coronando la Catedral, ha soportado siglos, terremotos y rayos llegando intacta hasta nuestros días. En una ciudad romántica y artística como Florencia, se diría que el maestro Brunelleschi la custodia.

cupula de la catedral de florencia

Su interior fue decorado en el sigo XVI con frescos realizados por Giorgio Vasari y Federico Zuccari con la temática del Juicio Universal, igual que los que embellecen el Battistero di San Giovanni.

Horarios de visita

En la Catedral, se puede acceder y visitar la cúpula en los siguientes horarios:

De lunes a viernes: 08:30 – 19:00
Sábado: 8:30 – 17:00
Domingo: 13:00 – 16:00

cupula de brunelleschi
Compartir
Share on facebook
Share on twitter