Brunelleschi: obras en Florencia

Las obras de arte que dan forma a la ciudad

Filippo Brunelleschi: obras y mucho más

Filippo Brunelleschi es una de las figuras más importantes de la historia del arte, uno de los padres del Renacimiento. Brunelleschi y sus obras llenan toda la ciudad de Florencia, pues el genio exprimió prácticamente todo su talento en la capital de la ToscanaSus obras dan forma a la ciudad, empezando por la mundialmente conocida Catedral de Florencia hasta pequeñas muestras como su crucifijo de madera en la Basílica de Santa Maria Novella  

Brunelleschi y la "nueva" arquitectura

Brunelleschi, con su arquitectura, dibujó la ciudad que hoy en día conocemos y nos maravilla. Por esta razón, Filippo Brunelleschi, gracias a su figura y legado, forma parte de los grandes artistas de Florencia.

A través de la labor arquitectónica del artista, descubriremos muchos monumentos y atractivos de la ciudad. Conociendo la figura del gran genio de la arquitectura del siglo XV, Filippo Brunelleschi, conoceremos una de las ciudades más bellas del mundo: Florencia.

Obras de Brunelleschi en Florencia

Hospital de los Inocentes

En la Plaza della Santissima Annunziata tenemos el considerado primer ejemplo arquitectónico del Renacimiento. El Hospital de los Inocentes, además de cumplir una importante función social, se convirtió en una construcción para la historia gracias al genio de Brunelleschi. Considerado uno de los primeros orfanatos europeos, el Hospital de los Inocentes es una de las obras de Brunelleschi que forma parte de los monumentos más bellos de Florencia.

Lo más interesante es que este edificio también sobresalió por sus novedades estéticas. Rompiendo de nuevo con la silueta urbana medieval. El hospital representa mejor que ningún edificio el espíritu caritativo e innovador de los florentinos que apostaron por las  nuevas generaciones. Conscientes de la importancia de la educación de la juventud, para un mayor crecimiento de la ciudad.

Catedral de Florencia

La Catedral de Florencia no siempre fue el edificio grandioso que vemos en la actualidad. En el Renacimiento, con el auge de Florencia, se decidió eliminar la iglesia que ocupaba su lugar para crear una catedral a la altura de la ciudad. Para ello se contó con los mejores artistas. El más importante de todos fue Brunelleschi que, con su talento y casi locura, propuso crear la cúpula más grande jamás construida. Una obra que cambió su vida, la historia del arte y la ciudad de Florencia. El lazo entre creador y creación fue tal que Brunelleschi fue enterrado en la Catedral. En excavaciones recientes (siglo XX) se ha descubierto su tumba dentro del imponente edificio.

Cúpula de Brunelleschi

La Cúpula de Brunelleschi lo dice todo con su nombre. Pues la cúpula de la catedral lleva el nombre del maestro. Ya en el momento en el que le fue concedido el proyecto, en Florencia se reconocía que sólo Filippo podría ser capaz de un hito así… aunque algunos no creían que fuera físicamente posible. Brunelleschi construyó una cúpula de 45 metros de diámetro, que sumada a la base de la Catedral de Florencia alcanzaría los 114 metros de alto. Todo esto sin ayuda de apoyos de madera o andamios. Entre todas las obras de Brunelleschi en Florencia, con toda seguridad ésta es la más destacada.

Gracias a la cúpula, no sólo hizo visible el centro religioso de Florencia desde las colinas que rodean la ciudad, sino que transformó la imagen de la Florencia medieval de la época. Dándole una estética totalmente nueva con tal sólo una obra.

Basílica de Santa Croce

Todos en la ciudad de Florencia admiraban y deseaban trabajar con Brunelleschi. En la Basílica de Santa Croce hubo un incendio en el 1423 que destruyó parte del edificio. En el 1429, los franciscanos de la iglesia encargaron a Brunelleschi la reconstrucción de una de las capilllas. Pasando a través del claustro de Santa Croce, se encuentra la Capilla Pazzi, la preciosa construcción que realizó el genial arquitecto.

Iglesia de Orsanmichele

Obras de Brunelleschi

La Iglesia de Orsanmichele es uno de los edificios religiosos más bonitos y curiosos de Florencia. Su forma recuerda a una enorme torre medieval, aunque su fachada está decorada por estatuas realizadas por algunos de los grandes artistas del Renacimiento. Una de esas estatuas es obra del gran Filippo Brunelleschi. En concreto, la que representa a San Pedro.

Basílica de Santa Maria Novella

En la Basílica de Santa Maria Novella nos topamos con una obra de Brunelleschi muy especial. Se trata de la única escultura en madera realizada por el artista. Al parecer, todo fue un reto fruto de su amistad con otro genio del Renacimiento: Donatello. Éste realizó un crucifijo en madera para la Basílica de Santa Croce y retó a Brunelleschi a crear uno mejor. Al parecer, Brunelleschi aceptó el reto y Donatello, luego de ver el crucifijo de Brunelleschi, habría aceptado su derrota y felicitado a su amigo.

Basílica de San Lorenzo

La Basílica de San Lorenzo es una de las iglesias más destacadas de Florencia. Por fuera, su diseño no es especialmente llamativo, pese a ser monumental. Pero su interior nos reserva una más que grata sorpresa y muchísimo arte. El culpable de todo es Brunelleschi, que fue el creador del proyecto, aunque no pudo finalizarlo y lo llevó a cabo Michelozzo. En su interior, con gran maestría, Brunelleschi creó una gran iglesia dándole a la vez un aire de privacidad, familiaridad y cercanía.

Obras de Brunelleschi: La Sacristía Vieja en la Basílica de San Lorenzo

obras de donatello

La Sacristía Vieja forma parte del complejo de la Basílica de San Lorenzo. Aquí el genio crea una cúpula mucho más simbólica y por supuesto pequeña que la de la catedral, la Capilla de los Pazzi, considerada una de las joyas de la arquitectura del renacimiento italiano.

Divide la misma en 12 partes donde cada una representa a uno de los apóstolesDe nuevo en la Sacristía Vieja encontramos una colaboración con su amigo Donatello, que aportó esculturas a la Sacristía Vieja. Entre los dos nos ofrecen uno de los rincones más bonitos de Florencia.

El Museo dell'Opera del Duomo: desentrañando una obra maestra de Brunelleschi

El Museo dell’Opera del Duomo conserva los mejores ejemplos y restos del proceso de construcción de la Catedral de Florencia y de la Cúpula de Brunelleschi. Debido a esto, el artista está muy presente en el museo. Aquí podemos ver por ejemplo una maqueta de madera que Brunelleschi utilizó para idear su cúpula. Y, además, proyectos de la llamada ‘linterna’, el pico con el que Brunelleschi remató la cúpula y que haría las funciones de faro.

El Museo del Bargello y las Puertas del Paraíso de Brunelleschi

Las Puertas del Paraíso es una de las mejores obras del Renacimiento. No fue realizada por Brunelleschi sino por Ghiberti. Sin embargo, Brunelleschi fue el gran rival de Ghiberti en la lucha por el proyecto. En el concurso, ambos debieron presentar una escultura de la escena bíblica del Sacrificio de Isaac. Aquel proyecto presentado por Filippo se conservó y se puede ver hoy en día en el Museo del Bargello. Así, podemos imaginarnos cómo pudo haber sido la puerta de haber vencido Brunelleschi.

Palacio Pitti o la obra póstuma del arquitecto

Como vemos, Brunelleschi ha dado verdaderamente forma a la ciudad de Florencia. Está presente en muchos de los monumentos más importantes de la ciudad. Su huella llega incluso al otro lado del río Arno. Allí, el grandioso Palacio Pitti se convirtió en la residencia Medici. Para reformarlo y embellecerlo al nivel del estatus de la familia, los Medici contrataron a Brunelleschi. Por desgracia, el arquitecto falleció durante los trabajos. Será uno de sus alumnos quien los finalizará.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email