Puente Santa Trinidad Florencia

El Puente Santa Trinidad de Florencia es uno de los más bellos de la ciudad. Desde inicios del 1200, los florentinos han contado con este puente para atravesar el Arno. Aunque con muchas interrupciones. El Arno con sus crecidas provocó su derrumbe en diversas ocasiones, otras fue el propio puente y su estructura de madera la que no resistió. Otra, el bombardeo alemán en la segunda guerra mundial. El Puente Santa Trinidad de Florencia ha pasado por mil y una historias. Con Dante y Beatriz, Miguel Ángel, los Medici… Un lugar precioso e interesantísimo de Florencia.

Puente Santa Trinidad de Florencia: constantemente intermitente

En el 1252 se terminó la primera construcción, de madera, del Puente Santa Trinidad de Florencia. Éste uniría dos importantes palacios, uno a cada lado del río Arno. Siete años más tarde se vendría abajo por el peso de una muchedumbre que en él observaba un espectáculo realizado en el río. Su siguiente construcción fue en piedra, pero también duró poco tirado por una crecida del río.

En el siglo XVI, Cosimo I de Medici ordena construirlo una vez más, pero con un nuevo diseño. Éste será del gran artista Miguel Ángel, aunque el arquitecto que lo llevó a cabo fue Ammannati. Este diseño es el que finalmente seguiría con el puente hasta la actualidad… aunque sería reconstruido, cómo no, otra vez.

Pero antes de su última caída, el siguiente Cosimo, Cosimo II de Medici, le daría el último toque estético que finalmente forma lo que es el Puente Santa Trinidad. Para celebrar la boda con su esposa Magdalena, hizo construir 4 estatuas representando a cada una de las estaciones y colocarlas en el puente.

Las 4 estatuas, junto con el puente, fueron bombardeadas por el ejército alemán en 1944. Mientras se batían en retirada de Florencia, los nazis volaron por los aires todos los puentes de la ciudad a excepción del Ponte Vecchio.

puente santa trinidad
Vistas del Puente Santa Trinidad desde el río Arno.

Última resurreción y Dante Alighieri

Una década más tarde, la definitiva reconstrucción del Puente Santa Trinidad de Florencia llegó a su fin. Esta vez, se reconstruyó siguiendo y respetando su anterior modelo, aquel de Miguel Ángel, que lo había convertido en uno de los más bonitos y queridos de Florencia.

Incluso se recuperaron las estatuas, que habían perecido en el Arno. Todas… menos la cabeza de la Primavera, que por suerte apareció años más tarde. Una búsqueda que se convirtió en un auténtico fenómeno mediático. Entre otras cosas por la importancia de la primavera en Florencia, que guarda en la Galería Uffizi la histórica pintura de Botticelli.

A todas estas apasionantes e intrigantes experiencias que ha vivido el Puente Santa Trinidad de Florencia se une la figura de Dante. Y la de su amada Beatrice.  Los encuentros de ambos fueron muy contados, pese a lo que pueda parecer por el enorme amor que Dante le profesaba a su musa.

Uno de ellos, se dice, tuvo encuentro en el Puente Santa Trinidad. Dante caminaba por Florencia cuando se cruzó con Beatrice que hacia lo propio en compañía de dos amigas. El artista Henry Holiday imaginó el momento en una pintura preciosa que nos ayuda a hacerlo realidad.

dante y beatriz
Dante & Beatrice, Henry Holiday.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *