Obras de Miguel Ángel Buonarroti

Las obras de Miguel Angel, el gran artista toscano, son un legado sorprendente del arte renacentista italiana. A lo largo de su vida, Miguel Angel ha dado la vida a algunas de las obras que han marcado la historia del arte mundial: el David, el Moisés, el Tondo Doni.

Obras de Miguel Ángel Buonarroti

Las obras de Miguel Angel, el gran artista toscano, son un legado sorprendente del arte renacentista italiana. A lo largo de su vida, Miguel Angel ha dado la vida a algunas de las obras que han marcado la historia del arte mundial: el David, el Moisés, el Tondo Doni.

Miguel Ángel Buonarroti fue un pintor, escultor, poeta y arquitecto del Renacimiento. Uno de los grandes artistas de toda la historia. Tanto que ya en vida era reconocido como tal, algo que en muy contadas ocasiones ha sucedido. Por ejemplo, Leonardo da Vinci no fue considerado un genio hasta siglos después de su muerte. Estas son algunas de las obras de Miguel Ángel: grandes ejemplos de su genio.

Miguel Angel Buonarroti en Galería Uffizi

Por supuesto. El museo más prestigioso de Florencia tenía que tener en sus salas alguna de las obras de Miguel Ángel Buonarroti para ser considerado como tal. La Galería Uffizi cuenta con poquísimas obras del maestro Buonarroti pero tiene el privilegio de conservar una de su mejores pinturas: el Tondo Doni.

Obras de Miguel Ángel
Tondo Doni

Museo dell’Opera del Duomo: el taller de Miguel Angel

El Museo dell’Opera del Duomo gira principalmente entorno a la Catedral de Florencia, pero esconde algunos tesoros fascinantes. También en forma de historia. A principios del siglo XVI, un Miguel Ángel de tan sólo 26 años acudía casi diariamente a este lugar a trabajar en la escultura del David. Efectivamente, ¡el Museo dell’Opera del Duomo es el taller donde Miguel Ángel esculpió el David!

Este museo de Florencia nos ofrece más sobre el artista. En él se conserva otra importante escultura de Miguel Ángel: la ‘Piedad Bandini’.

Casa Buonarroti: la casa "museo" de Miguel Angel

La Casa Buonarroti en Florencia además de un museo es, literalmente, la casa de Miguel Ángel. El maestro tuvo varias viviendas en Florencia y aquí, en una de ellas, tenemos un museo que celebra su vida y obra. En él nos encontramos un repaso completo por su carrera como artista y persona sobre todo con obras de sus primeros años artísticos.

La casa está decorada por su sobrino Leonardo, que realizó un ciclo de pintura iconográfica que exalta la vida del artista. El museo alberga célebres obras que pertenecieron a la familia como La Virgen de la Escalera o La Batalla de los Centauros. En el museo podemos apreciar lo completo que era Miguel Ángel observando desde esculturas hasta dibujos del genio.

Si quieres solicitar esta visita guiada, escríbenos.

Miguel Angel y sus esculturas: un genio de otro mundo

Miguel Angel, con sus esculturas, ha representado la anatomía humana magnificamente. 450 años después de su muerte, la perfección de las obras escultóricas del gran artista resulta todavía inalcanzable. El estudio de las proporciones humanas, los juegos de luz y sombra, la expresividad de los personajes representados… ninguno de los otros grandes artistas de la historia  ha logrado superar la calidad escultórica del genio del Renacimiento. 

Galería de la Academia: el David, los Cuatro Esclavos y el San Mateo

No podemos comenzar a conocer las esculturas de Miguel Ángel por otro lugar que no sea la Galería de la Academia. El motivo es que la prestigiosa Galería acoge al David, la escultura más famosa de Miguel Angel de todos los tiempos y una de las obras maestras de la historia del arte.

Con sólo 26 años el artista esculpió la obra pensada originariamente para decorar la Catedral de Florencia. Sin embargo, la estatua nunca conoció la iglesia. Cuando Miguel Ángel terminó al David, un conjunto de sabios, entre los que estaban Botticelli y Leonardo da Vinci, se reunió para decidir dónde colocarlo. La decisión final fue la de situar la recién nacida escultura en la Plaza de la Signoria. En la importantísima plaza permaneció hasta que fue trasladada a la Galería de la Academia para su mejor conservación. Hoy en la Plaza de la Signoria, donde en su día estuvo el David, encontramos una copia del mismo.

Además del David, en la Galería de la Academia encontramos otras muchas obras de Miguel Ángel, en su mayoría esculturas. Entre ellas están los ‘Cuatro Esclavos’, cuatro estatuas que Miguel Ángel creó representando figuras intentando liberarse del mármol, y el sugestivo San Mateo.

La Piedad en la Basílica de San Pedro

altro testoa

En el Vaticano encontramos una de las principales obras de Miguel Ángel: la Piedad. La escultura fue comisionada por el cardinal Jean de Bilhères a un jóven Miguel Ángel de sólo 22 años. La obra estaba pensada para decorar el monumento funerario del cardinal. Hoy en día es posible admirarla en el interior de la Basílica de San Pedro.

La Piedad de Michelangelo en el Vaticano sorprende por la emocionante expresividad de los personajes representados. La Virgen Maria, con un rostro jóven y bello, sostiene Cristo muerto, representado como un hombre que aparenta muchos más años que la madre. No obstante la escena sea esculpida en el mármol, las poses de los protagonistas son sorprendentemente naturales. El mérito es todo de la genialidad artística de Miguel Angel. 

El Moisés en San Pietro in Vincoli en Roma

El Moisés de Miguel Angel es otra obra renacentista que es posible visitar en Roma. La estatua forma parte de la tumba monumental del papa Julio II situada en la iglesia de San Pietro in Vincoli. 

Parece ser que el artista concluyó el Moisés tras la muerte del Papa y que, al terminarlo, lo golpeó pidiéndole » ¿por qué no hablas?» tan era realístico su trabajo. 

La Capilla de los Medici en la Basílica de San Lorenzo

La Basílica de San Lorenzo es un lugar clave en Florencia, pues fue la iglesia de los Medici, donde éstos quisieron construir sus increíbles tumbas: las Capillas de los Medici. Una de ellas, la Sacristía Nueva, es obra de Miguel Ángel.

En la Sacristía Nueva tenemos el ejemplo ideal de lo grande que fue Michelangelo. Pues, a pesar de no poder rematarla, es uno de los lugares más bellos de Florencia. Las esculturas de las alegorías del Día y de la Noche alcanzan niveles de maestría insuperables. Que hacen posible lo imposible. 

La Sagrestia Nuova
Parte de la Sagrestia Nuova

Los Medici no sólo le encargaron a Miguel Ángel una de las capillas en la Basílica de San Lorenzo, también fue la figura elegida para diseñar y remodelar su fachada. Algo que tristemente el maestro no puedo llevar a cabo.

En el mismo complejo destaca la imponente Biblioteca Medicea Laurenziana, proyectada también por el artista. La biblioteca es una obra absolutamente brillante. La sala de lectura del edificio es de una belleza abrumadora. Su escalinata, conocida como escalinata de Miguel Ángel, no se queda atrás.

El Museo del Bargello es otro de los lugares de Miguel Ángel en Florencia. En él nos topamos con la que es considerada la primera gran obra del artista: la estatua del Baco. Miguel Ángel Buonarroti realizó esta escultura poco después de su primer viaje a Roma, por lo que se cree que se inspiró en el arte antiguo que allí pudo observar.

Miguel Angel y la Basílica de Santo Spirito

Otro de los cientos de ejemplos que demuestran la amplitud del talento de Michelangelo lo tenemos en la Basílica de Santo Spirito. Una de las pocas iglesias que puede presumir de tener una obra de Miguel Ángel en su interior. Miguel Ángel realizó una escultura de madera, un crucifijo, para decorar el interior de la iglesia. El mismo crucifijo sigue en su lugar original y podemos admirarlo en esta basílica florentina.