Artistas de Florencia

Una ciudad diseñada por los grandes artistas de Florencia.

La cuna del Renacimiento, la ciudad con más arte por metro cuadrado del mundo… Florencia tiene títulos de primera categoría mundial en lo que a arte se refiere. Y todos más que merecidos. Esto se debe a que muchos de los grandes artistas de Florencia son también los más grandes de la historia. Algunos de los mayores genios vivieron e incluso coincidieron en tiempo y espacio aquí, en Florencia. Un hecho único gracias al cual hoy en día podemos admirar una ciudad que en sí misma es un auténtico museo al aire libre. 

Desde inicios del siglo XIV hasta el siglo XVI, el arte vivió uno de sus momentos más importantes de la historia. Un momento de oro que tuvo su centro en Florencia, donde los mejores artistas acudían a formarse, a empaparse de la influencia de otros grandes creadores y a realizar trabajos que eran encargados por las familias poderosas de la ciudad. Con este ambiente, en el siglo XV surgió uno de los movimientos clave para la historia y la historia del arte: el Renacimiento.

Grandes artistas de Florencia

Pero ya antes del Renacimiento el arte comenzó a ser importante en Florencia y aparecieron aquí algunos hombres que dejarían su huella en la posteridad mundial y, por supuesto, en la ciudad toscana. 

Dante Alighieri

Uno de ellos fue Dante Alighieri que, con su con su Divina Comedia, inspiró enormemente a las generaciones posteriores. Inspiración que llega hasta la actualidad, pues vemos en muchas formas de arte referencias a su gran obra. Dante tuvo una influencia tan grande que es considerado el padre de la lengua italiana.

Grandes Artistas de Florencia

Giotto

Un adelantado a la época dorada del arte en Florencia fue Giotto, que vivió entre mediados del siglo XIII e inicios del XIV. Coetáneo con Dante, con quien coincidió en Florencia. Sin embargo, su legado no quedó plasmado en letras sino en pinturas y arquitectura. Hoy, gracias a su genio, podemos admirar una de las joyas de Florencia: el Campanile de Giotto.

En el siguiente siglo llegaría el punto más alto de la historia de Florencia. Por su situación económica y artística. Durante el siglo XV, la capital mundial del arte estuvo aquí y todos los grandes artistas se dirigieron a Florencia para perfeccionar y trabajar sus obras.

Primeros grandes artistas de Florencia del Renacimiento

Figuras legendarias como Brunelleschi, Donatello y Ghiberti fueron las primeras en surgir. Maestros cuyas obras forman el contorno de la Florencia actual. Brunelleschi dejó su destacado sello realizando la cúpula de la Catedral, Donatello su David y su María Magdalena entre otras muchas obras y, Ghiberti, la eterna Puerta del Paraíso del Battistero di San Giovanni.

Convivió con ellos otro gran artista quizás menos conocido, pero de una gran relevancia para la ciudad: Fra Angelico. La mayoría de sus obras se conservan en el Museo de San Marco. Fra Angelico fue el autor de pinturas que todos tenemos en la imaginación, destacando sobre todas ellas la Anunciación.

Pintores de Florencia: Rafael, Leonardo, Miguel Ángel...

A estos grandes nombres les siguieron otros de igual o mayor envergadura. Pues Botticelli, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael, todos pintores de Florencia, darían su incalculable aportación a la ciudad en la segunda mitad del siglo XV e inicios del XVI.

Personajes que dieron forma a la Florencia que hoy conocemos, cambiando y revolucionando el arte y la cultura con sus ideas y trabajos. Miguel Ángel, entre muchas otras, creó la obra más famosa de toda la ciudad y, quizás, de toda la historia del arte: el David. Escultura que podemos apreciar hoy en la Galería de la Academia. Botticelli pintó la que hoy es la estrella de la Galería Uffizi, el museo más visitado de Florencia y uno de los más importantes del mundo: el Nacimiento de Venus. Rafael nos dejó su genio representado en el Palacio Pitti y en la Galleria degli Uffizi. Y, Leonardo, creador de alguna de las obras más importantes de la historia, legó a Florencia una de sus pinturas más destacadas: la Anunciación. La cual podemos admirar hoy también en la Galleria degli Uffizi.

Sin embargo, la importancia de estos pintores de Florencia fue mucho más allá de su trabajo y de su huella en la ciudad. Pues cambiaron la forma de entender y ver el mundo, de pensar. Algunos, como Dante, incluso de hablar. Otros, como Leonardo con sus inventos, la de vivir.

Que todos estos grandes artistas coincidieran en única ciudad no es otra cosa que una eterna bendición. Una bendición de la que nosotros disfrutamos hoy en día y con cuya belleza resultante nos deleitamos en cada momento. Florencia la Bella.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email