Palacio Medici Riccardi

El Palacio Medici Riccardi es una de las joyas ocultas de Florencia. Un edificio vistoso, tanto en el exterior como en en interior, que fue residencia de la familia Medici a principios de su escalada al poder. Sus salas han sido la «casa» de Miguel Ángel y Donatello.

El Palacio Medici Riccardi se escapa con asiduidad de las miradas de los turistas. ¡Y es una pena! Para empezar, por su interesante atractivo, tanto en su aspecto interior como exterior. Y para acabar, lo más importante, es la primera residencia oficial de los Medici en Florencia. Se podría decir que aquí empezó todo. Antes de trasladarse al Palazzo Vecchio, las figuras históricas del calibre de Lorenzo El Magnífico tuvieron este interesante palacio como su casa.

La primera casa de los Medici en Florencia

La residencia de los Medici Riccardi inicia su historia en el 1444. Entonces, Cosimo I, primer gran líder de los Medici, encargó al gran artista Michelozzo la obra. Obra importantísima ya que sería la carta de presentación de la familia ante la gente de Florencia.

Michelozzo y el palacio trajeron fortuna a los Medici, pues a partir de ese momento, entre las paredes del Palacio Medici Riccardi, su poder y riqueza no dejaron de crecer.

Llegaría entonces la figura de Lorenzo El Magnífico, uno de los mecenas más influyentes de la historia. Con un ojo inigualable para el talento. En efecto, Lorenzo acogió bajo su tutela a Miguel Ángel, a quien descubrió en las calles de Florencia. El propio Miguel Ángel residiría bajo su protección en la residencia, mientras Lorenzo patrocinaba su formación y primeros trabajos.

Algo similar sucedería con Donatello, cuya famosísima escultura del David fue encargada por Lorenzo para decorar el palacio. Lugar que ocuparía hasta que fue adquirida y trasladada al Museo del Bargello siglos más tarde.

El palacio, ya en el declive de la familia Medici, fue vendido por estos a los Riccardi en el 1659. Acto con el que se ganaría su nombre definitivo Palacio Medici Riccardi. Finalmente, la provincia de Florencia lo compraría en el 1874 para uso público. Hoy, el palacio es un museo del que podemos disfrutar.

Palacio Medici Riccardi: entradas y horarios

El Palacio Medici Riccardi puede visitarse de lunes a domingo de 10:30 a 18:30.

Si quieres dar vida a la historia del palacio y caminar de nuevo por sus pasillos con Lorenzo El Magnífico, Cosimo I, Donatello y Miguel Ángel, visita el Palacio Medici Riccardi con un guía local que te llevará atrás en el tiempo con sus conocimientos. Escríbenos y descúbrelo de una forma única.

Palacio Medici Riccardi: precio

El precio de la entrada al Palacio Medici Riccardi es de 7€, aunque existe un precio especial de 4€ para estudiantes universitarios o personas entre 18-25 años.

Michelozzo y el Palacio Medici Riccardi

El palacio es sorprendentemente llamativo en su exterior. Su tamaño no sobresale en exceso al de otros de la ciudad. Sin embargo, su situación hace que lo parezca. El edificio está a pie de una carretera moderna (pese a estar en el centro histórico). En una de las aceras de Via Cavour, este grandioso palacio se eleva haciendo parecer diminuta la calle actual.

De su fachada destaca su almohadillado. Una técnica utilizada entonces sólo para los edificios políticos desde donde se gobernaba. En resumen, una clara arquitectura para mostrar donde estaba el poder. Quizás los Medici quisieron lanzar con ello un mensaje directo sobre cuáles eran sus intenciones.

Palazzo Medici Riccardi

El interior, sabiendo su historia, no puede ser otra cosa que grandioso en su decoración y arquitectura. Y, en efecto, así es.

El patio interior del Palacio Medici Riccardi es una obra magnífica de Michelozzo. Quien, en la fachada, daba un mensaje de sobriedad y fuerza al pueblo exterior. Pero, en el interior, ofreció a los Medici un patio colorido, pequeño en relación a la fachada. Un símbolo de familia, cercanía, privacidad y luz. Sentirse fuerte por fuera y confortable dentro.

Una obra maestra nos la dejó uno de los discípulos de Fra Angelico, llamado Benozzo Bozzoli. Quien pintó la conocida como Capilla de los Reyes. En esta, un hermosísimo fresco representa un desfile de los reyes magos en el que podemos distinguir a personajes de la familia. Entre ellos, un joven Lorenzo.