Barrio de Dante

El «Quartiere Dantesco» o Barrio de Dante es un oasis de la Florencia medieval que ha llegado a nuestros días conservando el arte y encanto de la época.

El Barrio de Dante se encuentra en el corazón de Florencia. En pleno centro, un grupo de callejuelas que van entre la Plaza della Signoria, la Badia Fiorentina y la Iglesia de Orsanmichele forman este rincón tan especial. Especial porque el Barrio de Dante, en la ciudad que es la cuna del Renacimiento, es un oasis de la edad Media, donde casi se puede sentir que se pasea por la Florencia Medieval.

El lugar donde vivió Dante Alighieri

Su nombre se debe al autor de la Divinda Comedia, Dante Alighieri. Pues éste fue, literalmente, el barrio donde vivió el poeta. En su época, el barrio estaba formado por muchos de los edificios que aún se conservan hoy en día. Sin embargo, en la Edad Media, en el Barrio de Dante existían numerosas casas-torre típicas de esa etapa histórica. Edificios que cumplían funciones militares y civiles al mismo tiempo y que se han perdido con los siglos.

Donde se cree que estaba la casa del gran Dante Alighieri, se ha construido su museo: el Museo Casa di Dante. El museo se edificó simulando una casa del siglo XIV, para que interior y exteriormente estuviera adaptada a la estética que pudo haber tenido la casa del artista. Dentro se celebra la persona y el autor, la obra de uno de los escritores más importantes de la cultura occidental.

Qué ver en el Barrio de Dante

Las huellas de Dante están por todo el barrio, llegando a uno de sus monumentos principales: la Badia Fiorentina. Se trata de la iglesia más antigua de Florencia, que fue finalizada en el 978 con una altura de 70 metros. Entre las calles empedradas del Barrio de Dante, encontrarse de repente con este gigante es toda una experiencia. Dice la leyenda que fue aquí donde Dante vio por primera vez a Beatrice, su gran amor y la que inspiraría su pluma con tanta pasión.

Otra de las maravillas del Barrio de Dante en Florencia es la Iglesia de Orsanmichele. Una de las iglesias de Florencia más llamativas y curiosas. Su estilo, estando en este barrio, es por supuesto medieval. Sin embargo, a lo alto y ancho de su fachada la decoran múltiples estatuas realizadas por los grandes artistas del Renacimiento. Entre ellos, figuras de la talla de Donatello, Brunelleschi y Ghiberti.

barrio de dante