Mercados de Florencia

EnFlorencia.com

Los Mercados de Florencia son el lugar ideal para meternos de lleno en la vida cotidiana de la ciudad, conocer a sus vecinos y sus productos típicos. La capital de la Toscana cuenta con una rica oferta y variedad de mercados donde podremos encontrar prácticamente de todo. Los mercados de Florencia son la opción ideal para encontrar el mejor souvernir de nuestro viaje, degustar la comida típica de la toscana y a la vez disfrutar de un agradable paseo entre las gentes florentinas.

Mercado San Lorenzo

Muy cerca de la preciosa Basílica de San Lorenzo está el llamado Mercato Centrale, un enorme edificio de dos plantas donde perderse entre los manjares de la cocina toscana. Tanto para comprar ingredientes como para saborear tentempiés ya preparados. Rodeando todo el edificio, se colocan múltiples puestos que forman el llamado Mercado de San Lorenzo. Aunque, en realidad, podríamos considerarlo una parte del Mercato Centrale.

En este Mercado de San Lorenzo existe una oferta enorme de productos de moda y complementos, sobre todo bolsos, carteras, cinturones y otras prendas de cuero. Pese a que el cuero tenga su parte de protagonismo, aquí podemos encontrarnos souvenirs de todo tipo. Productos relacionados con la imagen de Florencia y sus mejores atractivos entre los cuales seguro encontraremos el regalo ideal.

Mercato Centrale de Florencia

Mercato Centrale: la estrella de los mercados de Florencia

Como mencionábamos antes, el Mercato Centrale es un edificio enorme del Barrio de San Lorenzo, con dos plantas dedicadas casi exclusivamente a la comida. Un lugar así en Italia, y más en Florencia, es el paraíso de todo amante de la gastronomía. Por no hablar de los curiosos, ya que aquí podréis ver los entresijos de la comida toscana, sus ingredientes y como los florentinos hacen su cesta de la compra. Y, de paso, podéis pararos en algún puesto a saborear algunos de sus deliciosos platos. Y a seguir paseando, pues el mercado es inmenso.

En la primera planta encontramos una división muy curiosa, cada zona dedicada a un producto concreto. Y, en cada una, distintos comercios que la elaboran. Elaboración, por cierto, que se puede ver allí mismo ya que tienen todo abierto para que el cliente pueda apreciar el proceso.

Una vez hayamos comprado un manjar, hay más de 500 plazas habilitadas con mesas y cómodas sillas para sentarse tranquilamente a comer y charlar en pleno mercado. Pero también hay otro tipo de establecimientos, algunos bares para pararse a tomar un café… e incluso una librería. Por supuesto, especializada en libros de cocina.

Sin duda el Mercato Centrale es un sitio de Florencia donde disfrutar largo y tendido. Con ojos, boca y oído. Un lugar fascinante abre todos los días desde las 10:00 a las 00:00.

Mercados de Florencia: Mercato del Porcellino

El Mercato del Porcellino es el más turístico de los mercados de Florencia. Se sitúa en la preciosa Plaza de la República, en sus soportales. Su nombre se debe a la estatua del Porcellino, un jabalí de bronce cuya fama de portador de suerte lo ha convertido en una de las estrellas de la ciudad.

El mercado abre de martes a sábado, desde las 08:00 hasta las 19:00 y, como nos diría un florentino si le preguntásemos: ‘’allí encontrarás de todo’’. Entre los muchos puestos hay una variedad increíble. Pero el hilo común de todos es la categoría de souvenir. Aquí encontraremos desde productos artesanales, moda y complementos de piel a figuritas del David de Miguel Ángel y muchos otros recuerdos. Podríamos decir que es el mejor mercado del Florencia para ‘’turistear’’.

Mercato delle Cascine

El Mercato delle Cascine es el más grande de Florencia y también el más local. Donde la mayoría de clientes son habitantes de Florencia que acuden a comprar productos del día a día. Este mercado se sitúa en el Parco delle Cascine y tiene lugar únicamente los martes de 08:00 a 14:00.

Sin duda, si pensamos en el mercadillo de los domingos en cualquier pueblo de España, éste sería el equivalente florentino. Aquí encontraremos infinidad de puestos de todo tipo: carne, pescado, verdura, fruta, zapatos, bolsos, ropa, electrodomésticos, utensilios de cocina… Incluso plantas, semillas o puestos de productos de segunda mano como ropa o herramientas.

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email